Caminandog

Descubriendo áreas caninas: Área del Parque Temático del Oeste


Nueva área canina parque oesteSiempre presumo, ante cualquiera que me da la oportunidad, de que en mi pueblo, Alcobendas, me gusta más llamarlo pueblo, tenemos muchas zonas para dejar a nuestros perros sueltos, jugar con otros perros y correr a sus anchas.

Los tubos de hormigón son divertidos, pero en un parque tan pequeño poner dos de los grandes ha sido un error. Su ubicación y la falta de espacio no favorece su utilización; mis perros ni los usaron, y eso que a Gómez le encantan.

Sin embargo muchas de éstas áreas no son más que pequeños rediles vallados que muchos usuarios usan como cagaderos, por que es lo que parecen; espacios que un perro medio se recorre en cinco zancadas y que, a menudo han sido construidos en lugares inapropiados (junto a zonas infantiles, por ejemplo), sin tener en cuenta el uso para el que están destinadas, sin cumplir las normas básicas de seguridad (muchas, la mayoría tienen valla baja que muchos perros pueden saltar y carecen de doble puerta de entrada), no disponen de fuente de agua o juegos, a veces no hay ni papeleras. En definitiva, para realizarlas, dudo mucho que el ayuntamiento se haya asesorado de cómo han de ser éstas instalaciones para ser perdurables, eficientes y útiles. Las autoridades se escudan en que no existe normativa al respecto que les indique cómo han de ser éstas instalaciones. Parece que nuestros gobernantes no cobran por pensar e innovar y buscar soluciones a las nuevas necesidades y demandas de la población.

El área que nos ocupa dividida en dos con un sanecan común en el centro.
El área que nos ocupa dividida en dos con un sanecan común en el centro. Tanta puerta favorece que las mascotas escapen. ¿Cuántos propietarios conoces que enseñen a sus mascotas a utilizar el sanecan?

El último área canina que he descubierto, gracias a las aportaciones de las personas con las que coincido en mis paseos, en particular al propietario de Leo (Gracias!!! 😉 ), se encuentra en el parque que contiene el área infantil temática del Oeste. No sé si el conjunto del parque tiene nombre, así que lo ubico: está en el cruce entre Marqués de la Valdavia y Av. de Pablo Iglesias, en la rotonda de la locomotora, cerca de la estación de Cercanías de Valdelasfuentes. Subiendo la colina, la encontramos. No es demasiado grande y además está dividida en dos partes: una para propietarios medrosos con perros pequeños sin ningún equipamiento, ninguno. Otra para los demás con un par de tubos de hormigón, un banco y una papelera. ¿Y dónde beben los perros? Pues en ningún sitio. No hay fuente.

El área para perros pequeños carece de equipamiento alguno: ni papelera, ni fuente. Nada.

Cada uno de éstos espacios tiene su propia puerta de entrada, pero además tienen un espacio común en el centro a través del cuál se comunican: un pipican o sanecan al que se accede por sendas puertas desde cada uno de los recintos. El pipican carece de aspersores para su limpieza automática. Si dejamos las puertas del sanecan abiertas y unimos ambos espacios tenemos un área canina del tamaño aproximado de la del Parque Comunidad de Madrid. No es demasiado, ¿verdad? :_(

Parte para perros “grandes” con una papelera, un banco y dos tubos de hormigón. El esquinazo en primer plano, ideal para favorecer los comportamientos incívicos de quienes no recogen las cacas. Un error de diseño en mi opinión.

El área además tiene una configuración algo extraña; la parte de perretes pequeños está en cuesta, la de los demás en llano en lo alto de la colina y en ésta última hay un esquinazo perfecto para que los perros lo usen de baño y los dueños no lo recojan. De hecho, el parque está bastante sucio para el uso que parece tener. El hecho de que haya varias puertas comunicantes aumenta el riesgo de que las mascotas puedan escapar con el riesgo añadido de que hay un camino de acceso a un restaurante transitado por coches justo bordeando el área canina; y no tener fuente es, definitivamente, un suspenso para esta instalación. La única ventaja que nos brinda es poder soltar a nuestro perro sin que nos multen, pero sinceramente, mis perros apenas daban tres zancadas y ya se lo habían recorrido. El sanecane es  tirar el dinero, pero es que encima éste lo van a limpiar a mano, igual que el resto de la instalación. Podían haber repartido ese espacio entre las áreas caninas y ganábamos unos metrillos.

Vistas desde el área canina en lo alto de la colina: la rotonda de la locomotora a la derecha, la torre del área infantil del Oeste en el centro abajo y el McDonals de Valdelasfuentes a la izquierda. Ya estamos ubicados, ¿no?

En definitiva, desde que se hicieron los primeros parques para perros, en el Parque de Andalucía y Valdelasfuentes, hemos ido de mal en peor. Sí, nos salen áreas caninas por todas partes, como los berros en Mayo, pero no son ni de lejos, lo que se espera de una instalación de éstas características.

Si queréis visitarla podéis encontrar más detalles en mi mapa de áreas caninas de Alcobendas y Sanse y por supuesto para todos los que uséis foursquare, ya podéis hacer check in, colgar vuestras fotos e impresiones de este sitio. Y si conocéis algún otro área canina que no esté en el mapa aún, no dudéis en contárnoslo! Así todos disfrutaremos de éstos espacios.

Y para acabar lanzo unas preguntillas por si alguien con mano nos oye: ¿Sueles utilizar estas áreas caninas? ¿Por qué no o por qué sí? ¿Cómo las mejorarías? ¿Cuál sería el área canina o parque de perros ideal para tí?

——————————————————————————————————————————————

29/05/13 Edito: Habemus fuente! En el exterior del área canina hay una fuente muy innovadora: está a ras de suelo y se acciona pisando con el pie. Me lo dijo una chica hace unas semanas. E insisto en que me lo dijo por que si no te lo dicen puede que ni te enteres de que está ahí. De hecho cuando fui por primera vez y tomé las fotos para la entrada del blog ya estaba y ni me enteré. Ahora revisándolo veo que en la cuarta foto aparece pero si no te dicen que es una fuente… En fin, os dejo una foto para que la identifiquéis si vais por allí, aunque no es del todo práctico que esté fuera del recinto ¿no os parece?

6 comentarios en “Descubriendo áreas caninas: Área del Parque Temático del Oeste”

  1. no puedo estar mas de acuerdo con esta respuesta.Lamentablemente es dificil hacer entender a humanos pasotas estas pautas, por lo que entiendo a croqueta, uno deja de ir por el bien de tu perro.Muy bueno caminadogs

    Me gusta

    1. Gracias Mónica! Me alegro de que te unas a nosotros! 🙂

      Es cierto que es difícil hacer entender a las personas qué es lo mejor para su perro porque todos creemos hacerlo bien. Yo, que me dedico profesionalmente a ello, no dejo de aprender. A menudo me resulta más difícil hacer entender a los propietarios que han de cambiar su forma de relacionarse con el perro que conseguir que el perro comprenda nuevas estrategias de comportamiento.

      Sin embargo confío en que, poco a poco, vaya calando en las personas que hay una necesidad de aprender y comprender a nuestras mascotas y eso implica respeto hacia los animales, humanos incluidos, y, consecuentemente, una convivencia más saludable entre todos.

      Me gusta

  2. Hola, las areas caninas son pequeñas, las ideales para mi serian una explanada enorme bien delimitada con terreno suficiente para que los perros corran, jueguen…can arboles y con fuentes o barreños en donde puedan beber sin problemas. De todos modos, creo que los propietarios deberian controlar a sus mascotas. Ya he llevado a mi perro a varios parques y siempre me la tengo que llevar porque no dejan de acosarla. Es un cachorro que tiene miedo de los perros y entiendo que se tienen que conocer y oler, pero los dueños de los otros perros no deberian dejar que revuelquen a otros si ven que estan huyendo, tampoco creo que se deba permitir que los perros salten hacia la gente, más si son perros grandes. Por lmi experiencia, creo que no volveré a llevar a mi perro a un parque canino si hay algun perro. Me parece que la mayoria son animales desequilibrados y que hacen lo que quieren sin respetar a los demás y sin obedecer a sus dueños (que considereo que eso es lo más grave).

    Me gusta

    1. Hola Croqueta! Me gusta mucho tu aportación! Es la opinión de muchas personas que no llevan a sus perros a éstas áreas por que no todos los propietarios están pendientes de que sus perros se comporten con respeto hacia los demás, humanos y perros.

      Por desgracia tienes mucha razón: hay personas muy irrespetuosas e incívicas que creen que por estar en un área para perros en libertad ya pueden desentenderse de su mascota y dedicarse a leer, jugar con el móvil o charlar con otros usuarios.

      Por lo general los perros, si las áreas caninas fuesen suficientemente espaciosas, que, como muy bien dices, no lo son, suelen respetarse unos a otros. El problema que comentas se acentúa por el “hacinamiento” que se da en alguna de éstas áreas que por su tamaño reducido exhacerban el carácter territorial de algunos animales que terminan mostrándose agresivos hacia otros. El espacio reducido hace que además no tengan opción de ignorarse mutuamente, con lo que, si no le hemos puesto remedio a ese comportamiento, estaremos poco menos dándoles carta blanca para la agresión al llevarles a éstos lugares. No se debe permitir en ningún caso que nuestro perro ladre con agresividad, gruña, enseñe los dientes, marque y/o muerda a ningún perro o humano aunque esté al otro lado de la valla. Cada persona que “echa”, es decir, que no entra al área canina, tras exhibir éste comportamiento, es un éxito de su estrategia de agresión y por tanto refuerza el comportamiento. A menudo contemplo cómo varios perros se lanzan contra la valla al ver a otros pasar, sin que sus propietarios hagan nada por evitarlo. El problema vendrá si algún día, accidentalmente, se abre la puerta (muchas de éstas instalaciones carecen de doble puerta) o cuando un perro, “decida” ampliar su territorio más allá dado que tan buen resultado le ha dado su estrategia anterior.

      Sin llegar a esos extremos, es cierto, que hay perros más brutos y menos brutos jugando. Como he dicho antes, en un área canina ideal, habría espacio para todos y como se suele decir Dios los cría y ellos se juntan. Normalmente los perros terminan por relacionarse con perros afines a ellos, igual que hacemos nosotros con las personas. Pero estoy de acuerdo en que si un perro brutote agobia a otro, el propietario debería saber “calmarlo”. Una buena opción es parar el juego y ponerle la correa cada vez que empiece a subir la intensidad del juego. Enseñar a nuestra mascota a autocontrolarse será muy beneficioso. Para éstos casos vienen muy bien la correa y los bozales, pero la gente no los usa, primero, por que no sabe hacerlo y, segundo, porque se presupone, erróneamente, que un perro con bozal es siempre un perro agresivo. El bozal y la correa son herramientas de control y educación básicas para nuestros perros y todos los propietarios deberían saber cómo y cuándo utilizarlas.

      Me parece muy triste que no puedas utilizar éstos espacios por no sentirte a gusto en ellos. Pero entiendo tu postura. La educación canina y la humana están íntimamente relacionadas. Es un círculo vicioso: nuestra sociedad, en general, no acepta a nuestras mascotas con agrado y eso se refleja en la ignorancia sobre cómo tratar y educar a nuestro perro, ya que nosotros somos parte también de esa sociedad, y por tanto se repiten una y otra vez los tópicos que alimentan la creencia popular de que los perros no son para estar en una casa o en las ciudades (no se recogen las cacas, se permite que orinen en la acera, que salten como locos, que ladren, etc.).

      Sin embargo hay que seguir predicando con el ejemplo. Es una cuestión cultural y eso no se cambia en dos días.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.