Inicio, Soy más perro...

Golpe de calor en perros

Todos los años llega el calor y todos los años avisamos, pero por desgracia sigue habiendo muertes de perros por golpe de calor.

El golpe de calor es un caso extremo de sobrecalentamiento del cuerpo (hipertermia). Los mamíferos necesitamos regular nuestra temperatura para mantenerla más o menos constante independientemente de la temperatura del ambiente.

La temperatura normal de los perros oscila entre los 38 y los 39ºC. A diferencia de nosotros, ellos no sudan y son menos eficientes regulando su temperatura. Sólo pueden refrigerarse mediante el jadeo y el contacto con superficies frescas. De ahí que ellos sean aún más propensos a sufrir un golpe de calor.

El shock térmico o golpe de calor aparece cuando la temperatura corporal del perro es superior a 41ºC. Esto puede suceder por exposición prolongada a altas temperaturas, por ejemplo salir a pasear a mediodía en pleno verano; pero también puede darse por exposición repetida al calor sin tiempo para que el organismo se rehidrate y se recupere. Su evolución es muy rápida, el perro puede empeorar en cuestión de minutos y puede morir en 24 horas. Por eso es tan importante saber detectarlo, prestar los primeros auxilios y sobre todo prevenirlo.

Compartida por el dermatólogo veterinario @carlos_vich en 2018:
“Esto es lo que sucede a nuestros pacientes si se les corta a “modo León” el pelo en días soleados y
calurosos como hoy🆘✂️⚠️. La queratina capilar es fundamental para mantener la temperatura “under control”.
Véase como en zonas rasuradas la temperatura local asciende hasta los 30,8 grados centígrados mientras que
en las no rasuradas 24.”

Los síntomas comunes son:

  • Jadeos, babeo, aumento de la frecuencia respiratoria (en un perro adulto de raza mediana será de 10-40 respiraciones por minuto).
  • Mucosas (puedes mirar las encías) muy rojas o, en casos más graves, azuladas (cianosis por falta de oxígeno).
  • Mareos, tropiezos, tambaleo, temblores musculares.
  • Decaimiento, letargo, desorientación, negativa a moverse.

Recuerda que los síntomas no siempre aparecen durante el paseo, sino que pueden aparecer ya en casa, incluso pasadas horas.

Los perros braquicéfalos, chatungos, corren más riesgo de golpe de calor. También los cachorros, yayos, los perros con enfermedades crónicas y los de pelo oscuro. En la foto sale Lola, chatunga y con tendencia al sobrepeso.

Las consecuencias del golpe de calor van desde la pérdida de agua, azúcares y sales minerales, petequias, hemorragias gastrointestinales, fallo hepático, fallo renal, edema cerebral, fallo multiorgánico y muerte por fallo respiratorio en unas 24 horas si no se trata o si el tratamiento llega tarde o no hace efecto.

Por eso es fundamental que sepas QUÉ HACER en estos casos y que proporciones primeros auxilios a tu perro. Ten claro que DEBES ir al veterinario lo antes posible. Pero si el traslado se demora tienes que estabilizar al perro en el lugar. También debes seguir aplicando las siguientes medidas durante el trayecto:

  • Lleva al perro a un lugar FRESCO, VENTILADO y a la SOMBRA.
  • Mójalo con agua fresca (no helada) el cuello, la cabeza, el pecho, las axilas y las ingles.
  • Abanícalo o usa un ventilador para refrescar las zonas humedecidas.
  • Puedes usar paños o toallas mojadas para que se tumbe encima. NO LO CUBRAS. Los paños húmedos deben cambiarse a menudo para que refresquen el cuerpo de tu perro.
  • Puedes usar un cubito de hielo (siempre envuelto en un paño para evitar quemaduras por contacto) para masajear el puente de la nariz, ingles y axilas.
  • Vigila la RESPIRACIÓN de tu perro y ve cuanto antes al VETERINARIO incluso si se recupera. Conviene hacer una revisión para controlar daños y secuelas.
Luca no era un gran nadador, pero sabía del poder refrescante del agua en los meses cálidos y se metía mientras hiciese pie. Nunca hay que forzar a un perro a entrar al agua. Si vas a llevar a tu perrete a nadar a menudo invierte en un chaleco salvavidas.

Los perretes que más riesgo tienen de sufrir un golpe de calor son:

  • Perros ancianos y cachorros.
  • Perros con sobrepeso y obesidad.
  • Perros chatos (braquicéfalos).
  • Perros con enfermedades crónicas (de corazón o respiratorias, pero también perros con alergias por ejemplo).
  • Perros de pelaje oscuro que absorbe más los rayos solares.
  • Perros sin pelo o de pelo corto. Sí, por que el pelo crea una cámara de aire que les aisla de la temperatura ambiental. Así que nada de rasurar a tu perro en verano.
¡Más vale prevenir! Txistu en pleno verano no sale sin su chaqueta refrescante. Funciona por evaporación y reflejando los rayos solares. Esta es de Ruffwear y la compré en Family Dog.

Lo mejor siempre es PREVENIR. Ten en cuenta estas medidas en cuanto llegue el calor:

  • Tu perro debe tener SIEMPRE A SU DISPOSICIÓN AGUA FRESCA y LIMPIA.
  • Reparte su comida en varias tomas para que las digestiones sean más ligeras. Introduce comida húmeda, comida congelada, fruta, etc. ¡Sorpréndele con recetas más apetecibles en verano para que se mantenga hidratado!
  • No darle de comer nada más volver del paseo y mientras esté acalorado. La digestión es un proceso que genera más calor.
  • En verano la mayor parte del día, entre 16 y 20 horas, tu perro querrá descansar. Procúrale lugares con SOMBRA, FRESCOS y VENTILADOS.
  • Los PASEOS más largos MEJOR TEMPRANO. Ojo con los paseos al anochecer, especialmente en entornos urbanos, es cuando el asfalto desprende todo el calor acumulado y si nos confiamos por que ya no pega el sol podemos llevarnos un susto con nuestro perrete. Puedes hacer la prueba tú mismo poniendo el dorso de la mano sobre la acera o asfalto; si no puedes aguantar 5 segundos no permitas que tu perro camine sobre él. Mejor madruga y el resto de paseos breves. (¡Haber elegido peces!).
  • Me repito pero es importante, el resto de PASEOS BREVES, evitando las horas de más calor y SIEMPRE buscando lugares con HIERBA, SOMBRA y VEGETACIÓN.
  • EVITAR el EJERCICIO FÍSICO o la ACTIVIDAD INTENSA, especialmente en las horas más calurosas.
  • En el mercado hay muchas herramientas que nos ayudan a mantener fresquito a nuestro perro: CAMAS, COLLARES y CHAQUETAS REFRESCANTES. Pero también vale llevar una botella de agua fresca durante el paseo tanto para que beba como para mojarle regularmente. Puedes aprovechar el calor para ENSEÑAR a tu perro lo refrescante que es BAÑARSE EN UNA FUENTE o PISCINA, pero NUNCA LO OBLIGUES. Usa CHALECO SALVAVIDAS si vas a un lago o al mar. Es como los manguitos para los niños, les ayuda a familiarizarse con el agua DE FORMA SEGURA. Puedes ver algunas de estas herramientas en FamilyDog ¡nuestra tienda preferida!
  • Y si tu perro VIAJA EN COCHE contigo haz paradas frecuentes para que beba y para refrescarle, especialmente si no tienes aire acondicionado. JAMÁS DEJES A TU PERRO EN EL COCHE SOLO. Si tú no aguantas dentro, él menos. Recuerda que son menos eficientes regulando su temperatura y UN COCHE PUEDE PONERSE A 50ºC EN CUESTIÓN DE 10-15 MINUTOS.

Te dejo ésta infografía que he creado para que tengas más presente esta información y la puedas compartir.

En la red

Reto 30 días enriquecimiento ambiental con Rumbo Canino

En la red

#FBlive 3/3 #ErroresComunes en la #comunicación con nuestro perro

En la red

#FBlive 2/3 #ErroresComunes en la #manipulación del perro

En la red

#FBlive 1/3 #ErroresComunes en el #manejo de correa