Vamos progresando…

Bueno… he estado más ocupada de lo que pensaba con el trabajo y con los perros; de modo que no he tenido mucho tiempo de poneros al día.

Esta foto es del lunes sobre las 5:20 o así. Sí, hay que levantarse temprano si se tienen perros. Necesitan cansarse antes de quedarse solos 8 o 10 horas mientras trabajamos. Ellos se quedan tranquilos y nosotros también por que no se dedican a romper nada si están cansados y tranquilos.
Estos primeros días nos levantamos antes aún para habituar a Jack al Halti (el collar del hocico): se lo muestro, premio; se lo muestro, premio; se lo dejo sobre el hocico, premio; hoza para se lo ponga, premio; se lo abrocho, premio, se lo quito… etc, hasta que se lo de jo puesto para el paseo.
Me encanta esta foto!
Jack resignado con «lo que m’an puesto y Luca y Dina con cara de comprensión…
El Halti me está ayudando mucho a enseñar a Jack a no tirar de la correa. Ya lo estoy alternando con paseos con collar. Aunque Jack es un perro potente no es persistente cuando tira ladrando a otros perros, más bien rampa y enseguida se le saca de eso.

Otro problema de Jack es entrar y salir de los espacios cerrados… para mostraros eso os cuelgo un video de la primera semana.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=CN6QnFwPZdE&context=C4e7c8a7ADvjVQa1PpcFNPtkl_EMbLD7YweO2V5aC6a9dZqx5nh2I=]

El espacio más conflictivo fue el portal de casa. Tuve que dedicar unos 40 minutos con Jack a solas a entrar y salir. Utilicé el clicker. Y fue muy bien. También lo usé el primer día para entrar del patio a casa. Los primeros días no se movía de una habitación si no le acompañaba yo, pero después de enseñarle durante dos días le ignoré. Luca hizo el resto. Y aunque Jack lloriqueaba y ladraba al final entendió que debía enfrentar su miedo si quería comer, beber y salir a la calle. Y así lo hizo. La primera mañana que se presentó dando tumbos en la cocina mientras yo desayunaba fue emocionante. Ahora anda a sus anchas por la casa. Aún titubea un poco, pero eso desaparecerá según vayamos practicando en todos los sitios que podamos.

Por cierto, la otitis de Jack ya está curada. Es un buenazo, se deja curar y hasta le corté los espolones sin que hiciera un mal gesto. Es un perro fantástico!
Espero que pronto le encontremos un buen hogar!

Y esto es todo por ahora! Hasta pronto!

 

Si te ha gustado este post puedes compartirlo

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email

OTRAS PUBLICACIONES

Historia de Lucky

Esta es la historia de Lucky. Un perro yayo adoptado que vino a mi vida a cambiar mi percepción del mundo y mi forma de entender a los perros.

#adopta #acoge #perrosenior #yayos #abuelitos #adoptaunyayo

Síndrome del perro pequeño

A menudo pienso que los perros más maltratados en las ciudades son los perros pequeños. Sin embargo, rara vez recibo consultas para solucionar comportamientos “inadecuados”

Golpe de calor en perros

Todo lo que debes saber para prevenir y tratar el golpe de calor en tu perro. Además he creado una infografía para que compartas y tengas a mano lo más importante.